Ahorrar en piso compartido

Cuando se piensa en compartir un piso, de inmediato se nos viene la mente el concepto de economizar y abaratar los gatos de la mejor manera posible; al fin y al cabo este es el propósito de un piso compartido. Donde se vive con más gente compartiendo un mismo lugar, al igual que compartiendo gastos comunes, la renta y el espacio en general; siendo fundamental establecer buenas relaciones, pero también entender el concepto de ahorrar en un piso compartido; pudiendo lograr esto si se tienen claros los puntos más importantes.

Cómo se puede ahorrar en un piso compartido

En varios aspectos se puede ahorrar en un piso compartido, aprovechando de mejor forma el presupuesto disponible cada mes, teniendo una sensación de alivio cuando legue la hora de hacer las cuentas y balances. El primer punto a favor, es el ahorro en el alquiler, este se hace más bajo cuando se comparte entre más personas, por eso generalmente un piso lo comparten entre 3 o 4 personas, para que la cuota mensual sea lo más baja posible.

Las comidas diarias también se ven beneficiadas cuando se comparte un piso, ya que entre todos pueden aportar una cuota diaria para cocinar, la que será más baja de lo normal, comiendo lo mismo pero a un menor precio; turnándose por otro lado, quien cocinará cada día, para que no solo los gastos sean compartidos, sino también las labores de la cocina. Los gastos energéticos se pueden establecer para tener un mayor ahorro, usando bombillas led y tomando conciencia cuando no se ocupan aparatos eléctricos, los que se deben desenchufar.

El agua también se puede ahorrar en cuanto a duchas, si se establecen horarios para el baño, pudiendo usar un horario de 08:00 a 20:00 horas, para tener un orden en el uso de los espacios compartidos en el piso; al igual que teniendo un mejor ahorro de las necesidades básicas, donde el presupuesto mensual será el que lo agradecerá.

Deja un comentario